martes, 20 de septiembre de 2011

EL REINO DE LOS DRAGONES

Avanzaban allá abajo, en dirección a las gigan­tescas Montañas Tyber. Algunos iban en pare­jas, otros solos. Terribles yelmos de dragón ocultaban sus rostros a excepción de los ojos, ojos que, en la mayoría de los casos, ardían rojos como la sangre bajo la luz crepuscular. Cada uno llevaba una armadura de escamas de cuero, pero cualquiera que pu­siera a prueba aquella protección descubriría que era más resistente que la mejor de las cotas de malla.

Autor: Knaak Richard A.

1. DRAGONES DE FUEGO. (*)

En un legendario país, el Reino de los Dragones, gobiernan estos enormes reptiles, pero la paz siempre se ve amenazada por la hostilidad de los hombres y por las ambiciones dragoniles. Es un mundo en el que imperan la intriga y la magia y donde las aventuras se suceden a un ritmo atrás, pudiendo apenas esquivar la enorme cabeza. Con un gruñido, el dragón levantó la testuz y dio rienda suelta a su poder. El gigantesco adversario de Cabe podía ser de color dorado, pero su magia era tenebrosa. Mientras repelía una demoledora pared de energía, el hechicero comprendió que todo el mundo había subestimado al Emperador Dragón. La Dama se le unió en sus esfuerzos, fusionando su poder con el del joven, y el gran leviatán se vio obligado a retroceder hasta su trono. Rugió dejando escapar un torrente de llamas. Cabe alzó un escudo mágico que los protegiera a los dos, pero el calor resultaba casi insoportable y perdieron la ventaja de vértigo.Las enormes fauces abiertas se precipitaron sobre él. Cabe empujó a Gwen a un lado y dio un salto que habían conseguido. El dragón atacó de nuevo, y esta vez añadió la amenaza física a su ataque mágico. Unas afiladas garras cayeron sobre los dos humanos...

2. DRAGONES DE HIELO. (*)

La amenaza de los Dracos de Fuego da paso a otra todavía más terrorífica y devastadora: la del Dragón de Hielo, que propaga el Invierno Definitivo para apoderarse de los territorios de los dragones y destruir a los humanos. Si triunfa, reinará en solitario sobre un inmenso desierto helado, y cambiará radicalmente el panorama en el Reino de los Dragones. Cabe Bedlam es un guerrero inexperto pero tiene la osadía de enfrentarse a los feroces Reyes Dragón, que desean gobernar el mundo de los humanos. El joven empuña su espada mágica contra las relucientes armaduras de escamas de los dragones y consigue hacerlos retroceder hasta sus Reinos.No obstante, los Reyes Dragón continúan conspirando para aniquilar a Cabe y a su esposa, la eficaz hechicera Gwen, pero ninguno puede neutralizar la potente magia que protege a la pareja. Mas ..., desde los Territorios del Norte, el enloquecido y temible Dragón de Hielo desata el Invierno Definitivo, su mortífero plan para conquistar el reino de los Dragones y relegar a la humanidad en el olvido. Sólo Cabe posee el coraje y el poder suficiente para evitar tal desastre y por ello debe viajar a un territorio lejano y helado y enfrentarse en épica confrontación al malvado Dragón de Hielo. En este segundo volumen de El Reino de los Dragones se hace todavía más patente la difícil convivencia entre humanos y reptiles, que rivalizan siempre en magia fuerza y ambición.

3. EL DEVASTADOR. (*)

El Emperador Dragón ha muerto, pero su ambición de poder ha dejado un perverso legado: los reinos de los humanos están por igual en ruinas. La esperanza del mañana, las crías del Emperador, siguen vivas, protegidas por el guerrero Cabe Bedlam y su esposa, la poderosa hechicera Gwen, pero aun así, el porvernir de hombres y dragones es incierto. Ahora que el Dragón de Hielo ya no existe y después del encuentro con los piratas-lobo en Penacles, el Grifo, medio león humanoide, medio pájaro, decide emprender un peligroso viaje por mar para descubrir el País de los Sueños en el que nació. Armado con capas creadoras de ilusiones mágicas y con una tripulación de aguerridos dragones, debe encontrar y derrotar al temible dios de las tinieblas, llamado el Devastador, antes de que toda esperanza de futuro se vea destruida.

4. CABALLO OSCURO. (*)

El próspero reino montañoso de Talak había salido prácticamente indemne del enfrentamiento con el Dragón de Hielo, pero su rey, el joven y mutilado Melicard, continua sintiendo un odio profundo hacia los dragones y los magos humanos. Inmerso en sus retorcida venganza, Melicard captura al espectral corcel Caballo Oscuro, y, sin proponérselo, libera a la siniestra entidad pan-dimensional conocida con el nombre de Sombra, un ser que ha descubierto el hechizo definitivo para poseer el control sobre el mundo entero. En cuanto se ve libre, Sombra inicia su plan para poner a prueba sus mortíferos ritos ... en la persona de la prometida de Melicard, la hermosa princesa Erini. Por ello y para salvar a su amada y al mundo, el obsesionado rey tendrá que confiar en sus mas acérrimos enemigos, los dragones, y cabalgar junto a Caballo Oscuro en un salto mortal a las profundidades de lo que más teme: la magia de los dragones.

5. EL DRAGÓN DE CRISTAL. (*)

Extraños y siniestros sueños persiguen a Cabe Bedlam. Y lo conducen a una desolada península de Legar. Allí, una banda de piratas-lobos ha descubierto por casualidad el lugar de descanso y las armas mágicas de una antigua raza inhumana: Los Quel. Los piratas planean utilizar esa magia robada para sembrar el terror y realizar sus conquistas...pero el Dragón de Cristal, señor de Legar, no está dispuesto a permitir tal intrusión. Atenazado por el temor de su propia destrucción, el draconiano monarca libera una fuerza que debiera haber seguido bien enterrada en el pasado: la pestilente magia de Nimth. La estratagema no tiene éxito sin embargo, y el enfrentamiento entre ambos bandos produce una reacción insospechada y aterradora. El Rey Dragón pierde el control de la magia de Nimth y, sin quererlo, los piratas-lobos despiertan de su largo sueño de milenios de los monstruos Quel. Cogido entre dos fuegos, el Dragón de Cristal se ve obligado a recurrir a un improbable aliado.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada